LA PRIMERA VISITA ANTES DE LOS 7 AÑOS
La mayoría de los padres están de acuerdo con lo siguiente: ver una sonrisa linda y sana en la cara de su niño es una de las sensaciones más gratificantes de ser mamá o papá. pero para mantener esa sonrisa saludable y luminosa se necesita un buen cuidado oral desde los primeros años de vida. también se requiere un trabajo en equipo que involucra al paciente, su familia, el odontólogo pediatra o familiar, el ortodoncista, y si es necesario, a otros especialistas.

Se recomienda que el niño sea revisado por el odontólogo al cumplir un año de edad, mientras los dientes de leche están erupcionando. al valorar a un niño a temprana edad, su odontólogo puede ver como los dientes y mandíbulas se están desarrollando, y mantenerlo al tanto de cambios que podrían ocurrir mientras su niño crece.

Los primeros años de la niñez son un tiempo excelente para la formación de buenos hábitos dentales para que duren toda una vida. pero una buena salud dental significa mas que la salud de dientes individuales y las encías, para conseguir una sonrisa para toda la vida, su niño necesita que sus dientes y mandíbulas estén apropiadamente alineados, en otras palabras, que tenga una mordida saludable.